ENTRETENIMIENTO

Misterio de Cristo Y SU NATURALEZA HUMANA Y CELESTIAL

Misterio de Cristo Y SU NATURALEZA HUMANA Y CELESTIAL

Misterio de Cristo es un despertar a una nueva realidad o descubrir una verdad escondida por miles de años, manteniendo en la absoluta ignorancia a toda la humanidad creyente en Dios y en Jesús, simplemente por no aceptar la naturaleza humana de Jesús y la posibilidad de que un ser humano pueda constituirse en Dios.

Un Cristo que nació como todo hombre, que fue creado como todo ser humano, que come, vive, muere y hasta resucita: SU CARNALIDAD TOTALMENTE DIVINIZADA.

Misterio de Cristo EXPLICITADO A LA LUZ DE LA VERDAD

I.- “JESÚS, EN CUANTO A LA CARNE Y A LA SANGRE, NO DESCIENDE DE LA TRIBU DE JUDÁ NI DE LA CASA DE DAVID: JESÚS FUE DESCENDIENTE DE LA TRIBU DE LEVI Y VINO AL MUNDO PREFIGURANDO Y PRECEDIENDO AL CRISTO VENIDERO, QUE EN CUANTO A LA CARNE, SE LEVANTARÍA DE LA TRIBU DE JUDÁ EN LOS POSTRIMEROS TIEMPOS”.

 Jesús es el hijo directo y descendiente del Altísimo Dios y Padre Viviente, es el engendrado de Dios (Mateo 1:18-21; Lucas 1:26-35) creado por el Alto Dios para nacer y manifestarse en la tierra, no fue hecho por el hombre ni es de esta creación sino que provino por la virtud del Altísimo: POR LA OPERACIÓN DE SU OMNIPOTENCIA ESPIRITUAL O ENGENDRADO POR EL MISMO DIOS EN EL VIENTRE DE MARÍA QUIEN ERA UNA JOVEN INMACULADA Y VIRGEN  QUE NUNCA HABÍA CONOCIDO SEXUALMENTE VARÓN ALGUNO. Jesús como Hijo de Dios no fue ni fruto ni producto de una relación sexual o del deseo de la carne de padres nacidos en pecado. El cuerpo de María, de entre todas las mujeres, fue un bendito receptáculo físico del Espíritu Santo de Dios desde donde obraría Misterios, además, María daría su sangre, sus rasgos o genes hereditarios, su carácter y su educación de los primeros años de su vida hasta adulto al interior de su casa, tribu y pueblo de Israel para que sea un verdadero israelita sin engaños (Lucas 2:52; Juan 1:47); y de la forma más trascendental, EL MISMO DIOS ALTÍSIMO Y PADRE ETERNO LO HIZO VARÓN APROBADO,  un varón preparado y facultado con poder mediante mandamiento, en medio de los hombres en maravillas, señales y prodigios (Hechos 2:22), le ungió de Espíritu Santo y de potencia (Hechos 10:38), fue un varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo (Lucas 24:19) y anduvo haciendo bienes, y sanando a todos los oprimidos del diablo: PORQUE DIOS ERA CON EL.

 

haz clic si quieres ver y leer

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario